La Toscana - Lucca

Fecha: Agosto 2013

 

Tras visitar Pisa, nos dirigimos a la ciudad de Lucca, donde encontramos muchas iglesias medievales con forma de basílica construidas con ricas fachadas arqueadas y campanarios, algunos del siglo VIII.


El centro histórico está limitado a los vehículos de los residentes, por lo tanto, aparcamos el coche a las afueras de las murallas.

Primero nos paramos en un parque bastante grande a pie de la muralla a hacer un pequeño tentempié y descansar. Tras la pausa, vamos paseando tranquilamente por las murallas que rodean la ciudad. En el trayecto nos encontramos varios parques, gente paseando, corriendo, en bici, patines… 


El recorrido es muy amplio y decidimos entrar en el casco antiguo, pero lo mejor de todo... alquilamos 2 bicis para recorrerlo, cosa muy típica y que facilita la movilidad, aunque cuando vas por las calles más céntricas se ha de ir con cuidado porque hay mucha gente.

 

Los edificios más emblemáticos son:



La Torre Guinigi


Es una torre de 44,25 m de altura y una de las pocas torres que se mantienen en pie en la ciudad.


La característica principal, y por lo que es más conocida, es la presencia de un jardín con algunas encinas en su parte superior convirtiéndose en uno de los símbolos del renacimiento.

La Catedral y Plaza de San Martín

La catedral de San Martín está situada en el centro de Lucca, es un templo católico fue el primer templo edificado por el santo San Frediano muerto en 588. 

El templo posee un rico interior con numerosas obras de arte como del siglo XIII.

La Iglesia de San Miguel en Foro

Es una iglesia católica construida sobre el antiguo foro romano. Se encuentra en la Plaza de San Miguel,  sobreelevada y rodeada por columnas de mármol conectadas por cadenas de metal y está flanqueada por una hilera de edificios medievales.


La plaza del anfiteatro 

Es una plaza construida sobre las ruinas del antiguo anfiteatro romano del siglo II dC, que determina la forma elíptica cerrada característica de la plaza.


La plaza nació en la Edad Media, con el paso de los años se fueron construyendo distintos tipos de construcciones: almacenes, polvorines y cárceles entre otros.


Hoy en día, el perímetro de la plaza se halla aproximadamente a 3 metros del antiguo anfiteatro romano. En algunas de las tiendas aún hoy son visibles las estructuras arquitectónicas de la época republicana. 

   

La verdad es que me sorprendió muy gratamente, tanto sus calles empedradas, sus plazas, edificios, paseos… y al ser un sitio fuera de lo típico no te encuentras grandes aglomeraciones de gente como por ejemplo en Pisa, con lo que puedes disfrutar y admirar más del entorno.


La plaza del Duomo de Pisa es muy bonita, no lo voy a negar, pero Pisa, no tiene mucho mas, y cuando vas, ya sabes lo que te vas a encontrar. En cambio Lucca, no suele estar entre los sitios más visitados por los turistas y merece la pena visitar. 

Escribir comentario

Comentarios: 0