La Toscana, Pisa

Fecha: Agosto 2013


El 3º día decidimos ir a Pisa a ver entre otras cosas, la famosa torre inclinada y la ciudad donde nació Galileo Galilei. 

Entre los monumentos más importantes de la ciudad está la célebre “Piazza dei Miracoli”, declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 1987. 


La Piazza dei Miracoli o Piazza del Duomo (Plaza de los milagros o de la catedral) es una amplia área amurallada en el corazón de la ciudad de Pisa, renombrada como uno de los principales centros de arte medieval del mundo. 


Dentro de la plaza hay cuatro grandes edificios religiosos: El Duomo o catedral, la Torre inclinada de Pisa (campanario de la catedral), el Baptisterio y el Camposanto.

 

Para entrar a ellos tienes dos opciones, o comprar entradas individuales o comprar la del conjunto y ahorrarte algo de cola.

 

Tuvimos la mala suerte de que nada más llegar a la plaza empezó a llover muchísimo y nos resguardamos en unas viseras y unos pasillos que había en Camposanto. Al cabo del rato, paró de llover y pudimos seguir la visita sin ningún problema. 


El primer edificio a visitar, fue el Duomo, corazón de la Piazza dei Miracoli. La catedral medieval es una basílica de cinco naves, construida en mármol entre los años 1064- 1118 y dedicada a la Asunción de la Virgen.

El interior está cubierto de mármol blanco y negro y tiene una techumbre dorada y una cúpula con frescos. Fue ampliamente redecorada después de un incendio en 1595, que destruyó la mayor parte de obras de arte medievales.

En esta plaza surge la llamativa torre inclinada, del siglo XII, con una altura de 58,36 metros, que sufrió su característica inclinación inmediatamente después de iniciarse su construcción. 


Este hecho es debido a la naturaleza pantanosa del terreno sobre el que está situada la ciudad, que en muchos casos cede y se asienta con el peso de estas edificaciones. Este asentamiento también sucede en muchos campanarios y edificios en Venecia.


 

En la universidad en alguna que otra clase de geotecnia y de cimentaciones nos hablaron de la problemática de dicha torre… pero vamos, que si lo hubieran hecho bien, probablemente no hubiera tenido tanta fama.


La Torre es el campanario de la catedral. Tiene una inclinación de unos 4° extendiéndose 3,9 m de la vertical. La torre tiene 8 niveles, una base de arcos ciegos con 15 columnas, 6 niveles con una columnata externa y remata en un campanario. Hay una escalera interna en espiral para subir; con 294 peldaños por delante, un carrito y nuestra peque de 1 año, preferimos admirar la torre desde fuera y hacernos alguna que otra foto.


El tercer edificio es el Baptisterio dedicado a san Juan Bautista. El edificio se comenzó a mediados del siglo XII hasta el siglo XIV. Es el baptisterio más grande de Italia con una circunferencia de 107,25 metros. 


En el centro está la pila de agua bendita octogonal con la escultura de san Juan Bautista en el centro.


Por último está “El Camposanto monumentale”, que es un cementerio tapiado. Se dice que se erigió sobre un cargamento de tierra sagrada procedente del Gólgota, traído a Pisa durante la Cuarta Cruzada por Ubaldo de Lanfranchi, arzobispo de Pisa en el siglo XII.


El edificio de este claustro enorme, rectangular es de estilo gótico, y se inició en 1278 hasta 1464. La mayor parte de las tumbas están bajo arcadas, aunque algunas están en el prado central. El patio interior está rodeado por elaborados arcos de medio punto con finos parteluces y tracería plurilobulada.

 

La verdad es que la Plaza y los cuatro edificios son preciosos y merece la pena ir a visitarlos. En el lateral hay varias paraditas de recuerdos y cosas varias para chafardear y comprar. 

 

Haciendo memoria, es curioso que estos monumentos se construyeran con piedras de los edificios de Ostia Antica, la cuál visitamos hace unos años. Cuando fuimos en su momento, ya nos quedamos impresionados... imagínate como sería en su pleno esplendor... espectacular!


Tras un buen rato en la Plaza, dimos un paseo por los alrededores pasando por el río Arno y volvimos al coche camino a Lucca.


Pisa es una ciudad a la que hay que ir si vas a la Toscana o a Italia, pero como en muchas otras ciudades turísticas la fama provoca legiones de turistas sobretodo en las horas centrales del día. La "Piazza dei Miracoli" es Pisa y aunque algunas guías ofrecen otras alternativas poco más puede ofrecer.

 

Información plaza-tikets


Escribir comentario

Comentarios: 0