Santa María de Porqueres

Aprovechando la mañana de domingo y evitando que las sábanas se nos peguen al cuerpo, nos vamos dirección a Banyoles. Enclavada en el borde del lago de Banyoles nos encontramos con una de las iglesias románicas mejor conservadas debido a que desde el siglo XII ha sufrido muy pocas modificaciones. A destacar su portalada y su emplazamiento.

Es el lugar perfecto para iniciar un paseo alrededor del lago o tumbarse al sol. Aparcamos el coche y damos una vuelta por dentro y fuera de la iglesia. En un lateral de la iglesia tenemos un centro de información turística en el que también entramos. La intención era dar la vuelta al lago pero después de comer la peque dijo que hoy no .

Escribir comentario

Comentarios: 0