Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido por Bielsa

Teniendo nuestro campamento base en Bielsa era de suponer que algún día nos escaparíamos al Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido. Cogimos la carretera dirección al Parador de Turismo y unos metros antes de llegar hay un gran parking de arena. Iniciamos una ruta señalizada “Los Llanos de La Larri” y la peque de la familia tuvo contacto con la nieve. No era la primera vez pero la cara de sorpresa fue mayúscula. Es uno de esos momentos que gratifican un viaje, justifican horas de kilómetros y nos demuestra que viajar con niños es una experiencia magnífica.

Iniciamos el camino al paso de la peque. Las rutas están señalizadas y no hay pérdida, además hay una caseta de información al lado del aparcamiento. Una mariposa aquí, una parada allá, ahora me siento y no ando, después me cogen y miramos unas flores. Al principio con los peques hay que tener paciencia y las excursiones no deben ser nunca una competición. Las vistas de las montañas son espectaculares con multitud de cascadas causadas por el deshielo.

A medio camino dimos media vuelta, la dosis de excursión del día había finalizado para la princesa de la casa. En la bajada hacia el parking nos encontramos con multitud de excursionistas que iniciaban nuestra ruta ¡que poco le gusta madrugar a la gente! Me sorprendió una familia que subía a pulso con su hijo en silla de ruedas, la ilusión mueve montañas. El parking estaba totalmente repleto, aparcando los coches en el arcén de la carretera principal.

Cogimos el coche hasta el parking del Parador de Turismo para una parada técnica y respetar el horario de comida de nuestra pequeña exploradora. El parking es de pago pero te tomas una Coca-Cola y ten dan una ficha para salir gratis. Y la gente peleándose para aparcar.

La situación del Parador y las vistas al valle son geniales. Un rato sentados dando de comer y nos fuimos a un parque infantil, la princesa de la casa se lo había ganado. Al final ellos mientras estén con gente querida y que le presten atención, se lo pasan bien en cualquier lugar. Unas fotos más por la zona (Ermita de Pineta incluida) y damos por concluida nuestra visita. Tendremos que volver cuando la princesita sea más grande. Nos ha encantado y eso que de ruta por el parque hicimos muy poca.

Escribir comentario

Comentarios: 0