Roma

(Fecha: Julio 2009)

 

Como bien es sabido, los primeros viajes siempre se recuerdan con nostalgia y en nuestro caso, Roma fue nuestro primer viaje juntos. Fuimos en la mejor época de todas: el mes de Julio, cuando apenas hay turistas y hace un fresquito... (madre mía que calor que hacía) Creo que en lo que nos gastamos más dinero, fue en las botellas de agua que comprábamos por la calle.

 

A modo introductorio, Roma es el municipio más poblado de Italia y sede de la Religión Católica. Se fundó hace más de 2.700 años y fue una de las primeras grandes metrópolis de la Humanidad y el corazón de una de las civilizaciones antiguas más importantes. Es la única ciudad del mundo que tiene en su interior un Estado extranjero, el enclave de la Ciudad del Vaticano.

 

En 1980 y 1990 la Unesco declaró el centro histórico de Roma, el vaticano y San Pablo Extramuros como Patrimonio de la Humanidad.

 

En Roma hay 2 aeropuertos : Ciampino y Fiumicino, el segundo es el más importante. Y se puede llegar a la ciudad en tren, taxi... nosotros al ser novatillos, habíamos contratado un servicio de traslado al hotel.

 

Hay gente que dice que en un día se ve Roma, nosotros fuimos 7 días y nos quedaron cosas por ver. Íbamos caminando a todos los sitios, ya que en el rincón menos pensado te encontrabas una ruina espectacular. Todos los días acabábamos muy cansados, era llegar al hotel y nos dormíamos a los 3 segundos.

 

Como buenos principiantes viajeros, cada uno nos compramos una guía de Roma (tenemos 2 en total) y la discusión era dónde ir y a qué guía hacer caso.  Bajo mi punto de vista la "Guía total" de Anaya iba bien para las explicaciones de los sitios, pero para seguir itinerarios la mejor era la "Guía visual" del Pais Aguilar.

 

Breve guía de viaje:

 

1º día:

 

Después de instalarnos en el Hotel Mascagni, fuimos en busca de una pizzería para cenar, cosa que no resultó muy difícil.

 

Piazza della Repubblica (Piazza dell'Esadra)

Nuestro Hotel estaba situado cerca de la Plaza de la República, así que aprovechemos para hacer una primera visita. Está en una zona bastante tranquila, la estación de trenes de Termini está al lado y hay también la parada de metro de Repubblica-opera.

 

La plaza formaba parte de las termas de Diocleciano. En el centro de la plaza está la fuente Naiadi con unas ninfas desnudas de bronce, junto con unos animales que simbolizan el agua.

 

La piazza del Popolo (plaza del pueblo)

Dando un paseo tranquilamente por los alrededores, llegamos a la La Piazza del Popolo. Es la plaza más importante de Roma, de estilo neoclásico. En el centro de la plaza hay un obelisco egipcio de 25 metros, dedicado a Ramsés II. Este monolito se construyó en Heliópolis, Egipto hacia el año 1200 aC.

 

En la plaza está la basílica de Santa Maria del Popolo, junto a una de las antiguas puertas de la ciudad. Subimos por unas escaleras hacia el monte Pincio (desde donde hicimos la foto), y desde allí hay unas visitas muy bonitas de la ciudad.

 

Tras un primer contacto con la ciudad, volvimos al Hotel a cargar las pilas para el día siguiente.

 

2º día:

 

Nos levantamos prontito, desayunamos y salimos con ganas a visitar la ciudad. Consejo chicas: NO VISITEIS ROMA CON SANDALIAS COMO LAS MIAS!!!! o acabareis el día con los pies llenos de tiritas.

 

Fontana del Tritone - Piazza Barberini

De camino a la Fontana di trevi, pasamos por el Palazzo Barberini, dónde se encuentran pinturas que forman parte de la Galería Nacional de Arte antiguo.

 

Nos paramos en la Plaza Barberini, uno de los puntos con mayor tráfico de la ciudad. En medio se sitúa "la fontana del tritone" con cuatro delfines que sostienen una concha, en la que se apoya Tritón. Si nos fijamos bien podemos ver la tiara papal, las llaves de San Pedro y el escudo de armas Barberini.

 

La legenda dice que quien lanza una moneda al agua, tiene asegurado el regreso a Roma.

 

Fontana di Trevi

Es una de las fuentes más populares de Roma, así que prepararos para esquivar a los turistas. Es una composición barroca de 1732-1762, inspirada en el mar. Están Neptuno y dos tritones sobre una gran carroza en forma de concha tirada por caballos de mar. Este lugar marcó el final del acueducto de Acqua Virgo, y se dio a conocer al mundo por la película "La dolce vita".

 

Piazza Colonna-Columna de Marco Aurelio

 

Iniciamos uno de los recorridos de la guía por la "Piazza colonna", en la que encontramos la columna de Marco Aurelio, que es una imitación de la columna de Trajano. Fue construida en el 180 dC para conmemorar las batallas sobre las tribus del Danubio. Consta de 28 tambores de mármol y una estatua de bronce de San Pablo.

 

Seguimos por una de las calles y a pocos metros nos encontramos la Piazza y el Palazzo di Montecitorio.

 

La Piazza y el Palazzo di Montecitorio

 

Bernini fue el primer arquitecto del palacio, el cual en 1694 tras su construcción se convirtió en el tribunal papal de justicia. En 1871 fue la sede de la nueva Cámara de Diputados.

 

El obelisco de granito que está situado en medio de la plaza, fue importado de Egipto y en el año 10 a.C sobre él se proyectaba la sombra de un gigantesco reloj de sol.

 

Siguiendo el recorrido llegamos a la Piazza della Rotonda donde está el

 

Panteón

 

Llegamos a la plaza, en medio hay una fuente y el obelisco de Ramsés II. En la misma plaza nos encontramos el Panteón, uno de los más celebres del mundo. En la edad media era un templo romano de todos los dioses y posteriormente se convirtió en iglesia. Su pórtico es de columnas de granito, la altura y anchura de la cúpula son iguales de 43,3m y muros de 6,2m de grosor.

 

En el interior nos encontramos a parte de a mucha gente, varias tumbas, sepulcros y una capilla. El interior de la cúpula es impresionante.

 

Sant'Andrea della Valle

 

Pasamos por la iglesia Sant'Andrea della Valle, tiene la fachada de mármol y es la segunda cúpula más alta. Giramos por la calle Corso del rinascimento y llegamos a la Piazza Navona.

 

 

 

Piazza Navona

Es la plaza barroca más bonita de Roma. En las esquinas de la plaza está "La fontana del Moro". En medio de la plaza está" Fontana dei Quattro Fiumi" que Bernini diseñó como soporte del obelisco. Alrededor de la plaza hay muchos palacios a cuál de ellos más bonitos. Después de un primer paseo, nos paramos a disfrutar de las vistas, las terracitas y la paraditas con cuadros y demás artesanías.

Ruinas Área Sacra dell'Argentina

Seguimos por la calle "Emanuele II" y pasamos por la iglesia "Il Gesù" vemos el "Área Sacra dell'Argentina", ruinas de cuatro templos de la época de la República, los más antiguos de Roma de principios del siglo III aC. Aquí, id con cuidado, la barandilla es de hierro y en verano está muy, pero que muy caliente. Yo al ponerme a hacer una foto, me quemé la espalda.

 

Dimos una vuelta por los alrededores y paramos para comer en un restaurante que era tipo buffet con ensaladitas y demás, que con el calor, la verdad es que apetecía.

 

Piazza Venezia

 

Después de haber descansado, comido y sofocado un poco el calor, volvimos a la marcha. Ahora en dirección a la "Piazza Venezia" vemos la columna de Trajano. Y justo en frente está el monumento a Victor Manuel.

 

 

 

Monumento a Victor Manuel

Este impresionante monumento fue inaugurado en 1925 en honor a Victor Manuel II, primer rey de la Italia unificada, y está representado en una estatua de bronce de 12 metros de altura. El edificio alberga el museo del Risorgimento, uno de los pocos museos que visitamos.

 

Piazza del Campidoglio

Después de subir por "la cordonata", una gran escalera de Miguel Ángel que cambió la orientación del Capitolio hacia el oeste, nos encontramos en la "Piazza del Campidoglio", de la que Miguel Ángel también proyectó el pavimento y las fachadas de los edificios.

 

Está rodeada por palacios los cuales albergan importantes museos, a los cuales, no entramos, pero admiremos por fuera.

 

El Foro

Tras una vuelta, fuimos para el foro. Se puede sacar una entrada conjunta del Foro, Coliseo y del Palatino, la gente suele hacer cola en el Coliseo y en el Foro no hay nadie. Así que es aconsejable comprarla en el Foro. Nosotros no fuimos al Palatino, pero es muy recomendable.

 

El foro constituía el centro de la vida política, comercial y judicial en la Antigua Roma. Dentro se encuentran las ruinas de varios templos y basílicas, arcos y columnas. La verdad es que con el calor que hacía y lo cansados que ya estábamos aprovechábamos cualquier sitio para pararnos (a descansar) a ver las ruinas.

 

Seguidamente nos dirigimos al Coliseo.

 

Colosseo

El Coliseo fue el mayor anfiteatro de Roma y se construyó en el año 72 d.C bajo el mandato del emperador Vespasiano. En él se hacían luchas a muerte entre gladiadores y peleas de animales salvajes. En las salas subterráneas se guardaban dichos animales.

 

Con el paso de los años fue convertido en un santuario cristiano, en honor a los prisioneros martirizados durante los primeros años del cristianismo. Su gran deterioro es debido a un terremoto en el año 442. Y en 2007 fue declarado una de las siete nuevas maravillas del mundo moderno.

 

Santa Maria Maggiore 

Para finalizar el día, decidimos volver a pie al hotel... Aprovechamos para ir a visitar una de las grandes basílicas romanas del siglo V en la Piazza dEsquilino y tras hacer las fotos de rigor, volvimos al hotel a hacer una ducha y ya no tuvimos ni fuerzas de ir a cenar...caímos rendidos en la cama.

 

3º día:

 

Dedicamos toda la mañana a visitar el Vaticano y sus museos. EL VATICANO

 

Santa Maria in Traspontina

 

Caminamos por la "Via de Conciliazione" y pasamos por la iglesia de Santa Maria in Traspontina, que ocupa el lugar de una pirámide de la Antigua Roma, que antiguamente se creía que era la tumba de Rómulo. Y continuamos hasta llegar al Castillo de Sant'Angelo.

 

Castel Sant'Angelo

Se construyó en el año 139 dC como mausoleo de Adriano, fue parte de la muralla Aureliana, prisión medieval y residencia papal en tiempos de inestabilidad política.

 

En la parte superior hay una estatua de bronce del arcángel San Miguel, fruto de la aparición que tuvo en este lugar Gregorio Magno.

 

Aquí aunque ya era tarde para comer, aprovechamos el jardín para comernos un bocadillo y yo hice una mini siestecita de unos 15 min. Nos dirigimos hacia el barrio del Gianicolo por el puente de Sant'Angelo.

Gianicolo- Piazzale Giuseppe Garibaldi

Dando un paseo llegamos a la Plaza de Garibaldi, en medio hay un monumento dedicado a él que recuerda los acontecimientos sucedidos en el Gianicolo cuando el ejército francés atacó Roma en 1849. Desde la plaza hay un mirador desde el cual hay unas vistas espectaculares de la ciudad.

 

Fontana dell'Aqua Paola

 

Siguiendo por la "Via aldo Fabrizi", llegamos a la "Fontana dell'Aqua Paola", que conmemora la reapertura en 1612 de un acueducto originalmente construido por Trajano en el 109 dC.

Santa Maria in Trastevere

 

Con solo un par de calles de diferencia nos encontramos la Basílica de Santa María en Trastevere. Se cree que fue el primer lugar de culto cristiano oficial de Roma. Data del siglo XII y destacan sus mosaicos de Cavallini y tiene 22 columnas de granito que proceden de las ruinas de la Antigua Roma.

 

Callejeando por el barrio del Trastevere, nos quedamos asombrados por su belleza y de lo poco que se habla de ella. Alejados de los típicos turistas y mezclados con la gente que tomaba algo en las terracitas.

 

Isla Tiberina - San Bartolomeo all'Isola

 

Pasamos por el puente Cestio y cruzamos la Isla Tiberina, allí está la iglesia de San Bartolomeo que es un lugar memorial de los "nuevos mártires" del siglo XX ya que en ella se encuentran los restos de San Bartolomé.

 

 

Continuamos por "Lungotevere di Pierleoni" hasta llegar al Templo de Vesta.

 

Templo de Vesta

 

Está situado en "Piazza della Bocca de Verità". Es un templo de mármol, muy pequeño y circular, dedicado a Hércules. Es del siglo I aC de la época Republicana.

 

El entorno es fenomenal para descansar un poco y admirar la zona.

 

Santa Maria in Cosmedin - Bocca della Verità

Se construyó en el siglo VI donde antiguamente había un mercado. Descata por los mosaicos en el suelo, el coro, el trono del obispo y el baldaquino. Encajada en uno de sus muros está la Bocca della Verità, anterior al siglo VI. 

 

La leyenda dice que la persona que sea mentirosa e introduzca la mano en el interior de la boca, será mordido por esta.  Nosotros no pudimos entrar porque ya llegamos tarde.

 

Seguimos por la "Via del circo Massimo" después de todo el día caminando... ¡¡¡¡señores, cogemos el metro!!!! Nos montamos en Circo Massimo y hacemos un poco los frikies y nos bajamos en Piramide.

 

Cementerio protestante y Pirámide de Cayo Cestio

En el cementerio se han enterrado numerosos personajes del mundo protestante, ingleses y alemanes. Su fachada pertenece a la muralla Aureliana.

 

Ir a Roma y decir que has estado en una pirámide, no tiene precio. Dicha pirámide que no tiene nada que ver con su entorno. Es la tumba de Cayo Cestio, un rico magistrado que murió el año 12 aC. Es de mármol blanco y tiene una altura de 36m.

 

Vista la pirámide, volvimos a coger el metro y volvimos al hotel a descansar.

 

4º día:

 

Para variar un poco, hemos decidido hacer una excursión. Estábamos entre Pompeya y Capri, fuimos a una agencia de turismo, y contratamos una excursión a Capri de un día desde Roma. CAPRI

 

Al llegar al hotel después de todo el día en Capri, nos duchamos, fuimos a cenar y dar una vuelta nocturna por Roma.

5º día:

 

¡¡Ay el 5º día...!! Fuimos a las Catacumbas, las personas normales y civilizadas van en autobús. ¿Nosotros? Hombre... ¿cómo íbamos a coger un autobús, si según quién yo me sé, están al lado...? Pues eso, no cogimos el autobús y nos dirigimos a la Via Appia y pasamos por la Villa del Quintilli y la Porta San Sebastiano.

 

 

La Villa de los Quintilii es una antigua Villa Romana construida por los ricos hermanos Sextus Quintilius Maximus y Sextus Quintilus Condianus en el siglo II dC. El complejo de la villa incluye unas extensas termas, las cuales eran abastecidas por su propio acueducto y un hipódromo del siglo IV.

 

 

Porta San Sebastiano

 

Forma parte de la muralla Aureliana, su construcción fue ideada para la defensa contra tribus germánicas invasoras. Es del siglo V y es la mayor y mejor puerta conservada de la muralla.

Con todo el sol, calor, y sin apenas agua nos fuimos caminando al lado de la carretera. ¿y lo bonito que es ver pasar los autobuses entre parada y parada, medio deshidratada y rodeada de campos?

 

Después de un buen rato caminando, antes de llegar a las catacumbas nos paramos en un restaurante a comer, porque después de toda la mañana caminando resulta que según nuestros cálculos estarían a punto de cerrar para medio día. Me comí una ensaladita de frutas... mmmm que aún me acuerdo, fresquita fresquita. Tras el parón cogimos fuerzas y conseguimos llegar a las catacumbas.

Las catacumbas

 

Los cristianos siguiendo las leyes del momento, enterraban a sus difuntos en cementerios subterráneos fuera de las murallas de la ciudad. Debido al gran número de santos sepultados en ellas pasaron a ser un lugar de peregrinación.

Los muertos eran colocados en nichos y en muchas ocasiones como los familiares no sabían ni leer ni escribir, ponían en frente de ellas símbolos, pinturas, utensilios... para poder reconocerlas.

 

Las catacumbas son muy grandes, con varios pisos y galerías. También hay varias por la zona, las de San Calixto, las de San Sebastián y las de Domitila. Tras la visita volvimos al centro, ahora sí, en autobús.

 

Termas de Caracalla

Fueron unos baños públicos en la Roma imperial. Completadas por el emperador Caracalla en el 217 dC, tenían capacidad para 1.600 personas. Albergaba gimnasios, bibliotecas, galerías de arte y jardines para un total entretenimiento. Estuvo en funcionamiento hasta que las tropas Vitiges derribaron un tramo del acueducto Antoniniano que las abastecía.

 

Posteriormente fue desposeída de sus pertinencias y varias de las gigantescas bañeras de mármol, esculpidas en un solo bloque, se trasladaron al centro de Roma para usarlas como fuentes. Aún así quedan las estancias, el edificio y grandes mosaicos por ver, que en su conjunto es muy bonito.

 

Villa Borghese

Es un gran parque en el que descansamos un rato, admirando árboles y los diferentes estilos; desde el jardín a la italiana a grandes áreas de los edificios de estilo inglés, fuentes y estanques. Contiene en su interior varios edificios, museos y atracciones. Es el tercer parque público más grande de la capital italiana, con 80 hectáreas y fue el más grande construido en la Roma antigua.

 

El gran parque tiene 9 entradas. Las más frecuentadas son la de Porta Pinciana, la de Plaza de España, la de la rampe del Pincio desde la Piazza del Popolo, y la entrada monumental del Piazzale Flaminio. Saliendo por una de ellas llegamos a la Plaza de España.

 

Piazza di Spagna

Es la plaza más famosa de Roma, es y ha sido principal punto de encuentro de los visitantes de Roma y siempre está llena de gente. En el siglo XVII el embajador de España para la Santa Sede tenía aquí su cuartel general que juntamente con sus alrededores era considerado territorio español.

 

En el centro de la plaza se encuentra la "fontana della Barcaccia", nos encontramos con la "escalinata de Trinità del Monti" que nos lleva hasta la iglesia con el mismo nombre. Desde dónde hay muy buenas vistas de Roma.

 

Lo que quedaba de día lo dedicamos a callejear por los alrededores, pasear tranquilamente, tomarnos un heladito...

 

6º día:

 

Por la mañana fuimos a "Ostia Antica".

 

Al medio día llegamos al hotel, comimos, nos duchamos porque en Ostia Antica pasámos muchísima calor y nos cambiamos de ropa y por la tarde contratamos una excursión a "Villa Adriano" y "Villa d'Este".

 

7º día:

  

El vuelo de vuelta salía después  de comer, así que este día nos lo cogimos con calma: recoger las maletas, hacer el check out, comprar regalitos y recuerdos para la familia, dar una última vuelta e ir para el aeropuerto.

Escribir comentario

Comentarios: 0