Fira del Pinyó. Vilalba Sasserra.

Esto de las ferias está de moda, antes los alcaldes inauguraban pabellones y centros culturales, ahora no hay pueblo o ciudad que no tenga una feria ya sea esta artesanal, medieval o temática. Total es casi gratis, se cede un espacio en vía pública y los comerciantes a sacar unos euros de los visitantes. Con la crisis la gente no se puede permitir un viaje a un país exótico pero si puede coger el coche y dar una vuelta por alguna de las centenares de ferias que se celebran estos días, la entrada es gratis y el gasto en “artesanía” es poco. Sí, hoy estoy un poco viejo cascarrabias pero en esta vida todo no vale. Nos pasamos por la Fira del pinyó y encontramos masajistas, vendedores de estufas, pub con cócteles, pan “artesano”, miel, dibujos para colorear, creps… A se me olvidaba también había dos paradas que vendían piñones, por cierto el precio era económico comparado con los centros comerciales habituales. A esta feria le queda mucho camino por recorrer para acabar de definirse, no todo vale.

 

La mitad del tiempo lo pasamos en un parque junto a la feria donde nuestra peque se lo pasó genial con sus toboganes y columpios. Al final a los peques que la feria sea del piñón o de la aceituna les da igual.

 

La nota positiva en nuestra breve visita por Vilalba Sasserra fue la Iglesia de Santa María. He pasado centenares de veces por la C-35 y a su paso por Vilalba la silueta del campanario llama la atención entre otras cosas porque la carretera pasa casi por debajo del mismo. Pues bien la Iglesia con su campanario y los edificios colindantes me han sorprendido gratamente.

 

 

Poco más puedo decir de nuestra breve visita a Vilalba, le daremos una segunda oportunidad entre otras cosas para ver el monumento megalítico de la “pedra arca”.

http://www.vilalbasasserra.cat/ Web Ajuntamiento Vilalba Sasserra

 

Escribir comentario

Comentarios: 0